Un muro por descubrir: Ermita de los Tres Juanes

En esta ocasión os presentamos la subida a la Ermita de los Tres Juanes, ubicada entre Atarfe y Albolote. Podéis leer el reportaje completo y ver la fotogalería y el vídeo que se adjunta al final de esta entrada.

Si hablamos de la subida a la Ermita de los Tres Juanes posiblemente muchos de vosotros no sepáis de qué se trata. Pero si sois de Granada o habéis rodado por esta zona en bicicleta es muy  probable que vuestras piernas ya hayan sufrido los extremos porcentajes que hay que escalar.

Realmente no se trata de una subida muy conocida. De hecho, no llega a ser ni un puerto. Se trata de una pequeña Ermita situada en el enclave montañoso de Sierra Elvira, entre Atarfe y Albolote. Estas rampas aún no han acogido una carrera de ciclismo profesional, aunque la Vuelta a España ha pasado muy cerca de ahí.

Altimetría de la subida a los Tres Juanes. Fuente: altimetrias.net

Altimetría de la subida a los Tres Juanes. Fuente: altimetrias.net

La subida tiene dos vertientes, aunque no tienen nada que ver entre sí. La menos dura tiene una distancia de 1,9 kilómetros. Pero hoy hablaremos de la vertiente de las revueltas, la vertiente por la que es realmente conocida esta ascensión. Las revueltas son cuatro curvas de herradura que encadenan porcentajes del 22%, 23%, 23% y 26% respectivamente. Una auténtica bestialidad. La zona de aparcamientos, lugar hasta el que se puede subir, supera los 800 metros de altura. Subiremos unos 200 de desnivel en poco más de un kilómetro y medio.

Para localizar la subida tomaremos como punto de partida la rotonda de Atarfe. Es un punto intermedio entre el pueblo de Atarfe y la Urbanización Vistalegre (también conocida como Buenavista) de Albolote. Haremos la rotonda y pasaremos por un pequeño túnel para cruzar al otro lado de la autovía A92. Veremos un cartel que indica que estamos en la urbanización Buenvista. Una vez ahí estaremos en el punto de comienzo de nuestra ruta.

Echamos a andar y tenemos que coger el camino de asfalto que va paralelo a la autovía. No tiene pérdida puesto que es el único camino que hay en dirección a la Ermita. La aproximación al puerto es de unos 200 metros que pican ligeramente hacia arriba, pero no es nada comparado con lo que está por venir. El comienzo de la ascensión comienza en una curva hacia la derecha en la que veremos un cartel que indica que indica que estamos en el Cerro del Castillejo, lugar donde se sitúa la subida.

Una vez que veamos el cartel ya estaremos afrontando verdaderamente la ascensión. Lo primero que tendremos ante nuestros ojos es una rampa con un 20% de desnivel con una anchura de carretera que no es habitual en una subida montañosa. Esta rampa tiene unos 800 metros, pero tomaremos como primera referencia el lugar donde se encuentra la zona de árboles (a 200 metros de empezar a subir). Cuando lleguemos a esta zona con árboles la pendiente suavizará un poco, pero no por ello dejará de ser dura. Los 600 metros restantes para completar este primer tramo trascurrirán por una zona cubierta de sombras y sin ninguna curva que pueda ponernos en dificultades.

Última revuelta: 26% de desnivel. Foto: CiclismoAndaluz.es

Última revuelta: 26% de desnivel. Foto: CiclismoAndaluz.es

Cuando ya hayamos completado ese primer sector llegaremos a las famosas revueltas: cuatro curvas de herradura. La primera gira hacia la izquierda y tiene un desnivel aproximado del 22%. Inmediatamente llegará la segunda revuelta, esta vez a la derecha y con un porcentaje del 23%. Una vez superada esta segunda curva habrá que seguir subiendo unos 50 metros para llegar a la tercera revuelta, de nuevo hacia la izquierda y con un 23%. Y de forma prácticamente continuada llega la cuarta, la más dura: un giro a la derecha con un desnivel del 26%.

Una vez hecho esto habremos superado la parte más dura de la ascensión. Si seguimos hacia arriba volveremos a una zona que no está protegida por los árboles y en la que hay un pequeño llano que sirve para recuperar un poco las piernas. Este punto es el más espacioso y donde se podría situar la caravana que se monta cuando se produce una llegada de una vuelta ciclista: cámaras, cabinas de comentaristas, pódio o parking.

Una vez superado el llano seguimos subiendo y tendremos que hacer un pequeño giro a la izquierda. Entonces llegaremos a un cruce. No hay pérdida porque si seguimos de frente iniciaremos una bajada, lo que nos llevaría a la otra vertiente. Lo que hay que hacer es tomar la carretera que va hacia la izquierda. Los carteles lo indican claramente, por lo que no hay opción de equivocarse. Esta zona también transcurre en un pequeño llano y entre árboles. Una vez aquí nos tendremos que enfrentar a la penúltima rampa: una subida de unos 50 metros con desnivel del 20%. Superado esto, llegaremos a la primera zona de aparcamiento, pero nosotros seguiremos hacia la izquierda buscando la parte más alta. Solamente tendremos que girar hacia la izquierda y afrontar el último escalón: unos 10 metros al 18%. Entonces estaremos en la cima de este mini puerto.

Estas últimas rampas nos llevarán hasta la entrada a la ermita, al restaurante y al mirador de las revueltas, donde se localizan los aparcamientos. Desde ahí podremos descansar y contemplar desde los más de 800 metros de altura toda la Vega de Granada, la ciudad de Granada y Sierra Nevada de fondo.

Detalles de la ruta:

Lugar: Albolote/Atarfe

Distancia de ruta: 1,7 kilómetros

Dificultad ténica: ninguna

Dificultad física: alta

Tipo de camino: asfalto

Bicicleta recomendada: por las duras cuestas el desarrollo de montaña es lo mejor en este caso, pero una subida así hay que hacerla en bicicleta de carretera. Las dos vertientes son de asfalto y no habrá problema con la flaca. Si llevamos MTB podemos empalmar con los senderos que hay por la zona y que nos llevan al Torreón de Albolote.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deja un comentario