Maté, preparado para “la fiesta”

Si hay alguien capaza de subir el Alto de Peñas Blancas con los ojos cerrados es Luis Ángel Maté. Mañana la etapa pasa cerca de su casa y por puntos habituales en sus lugares de entrenamiento. “Conozco el puerto, todo el mundo me pregunta, pero siempre les digo que no gana el que sube más veces sino el que sube más rápido”, contaba el marbellí entre risas a Televisión Española tras el final de la etapa de Sevilla.

“Han suavizado mucho la aproximación, pero aun así la subida a Peñas Blancas es muy dura. Se divide en dos partes: en la primera hay rampas duras y algún descansillo; la segunda, en cambio, es mucho más regular, con pendientes constantes. Es una pena que no la subamos hasta arriba: la carretera pica siete kilómetros más, los más duros, hasta terminar en el mirador de Los Reales, en uno de los bosques de pinsapos más grandes del mundo”, describe sobre la etapa de mañana.

Respecto a la del domingo, con final en Valdepeñas, el corredor de Cofidis intentará buscar la fuga según ha comentado al término de la etapa: “Katusha controlará. La fuga será de corredores fuertes, le costará que lleguemos todos juntos a Valdepeñas. Seguramente lo intentemos ese día”.

Otro final que conoce muy bien es el de Hazallanas, sobre todo por ser otro de sus lugares de entrenamiento en sus jornadas de concentración en altura en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada. “Será una jornada espectacular en la que tanto el terreno previo como los dos altos finales harán mucho daño. Monachil es un puerto muy duro y explosivo, y Hazallanas una pista asfaltada con muchísima pendiente. Veremos grandes diferencias”, concluye.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deja un comentario

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento