Desde dentro: V Triatlón Villa del Agua (Marmolejo, Jaén)

Por Pablo Osorio. Después de tres meses preparándome para debutar en triatlón, especialmente con entrenos bastante intensos durante el último mes, por fin llegó el día. Por cercanía, elegí Marmolejo (Jaén) y distancia sprint. Tenía dudas de si podría estrenarme aquí debido a que el año pasado la prueba se canceló, pero finalmente abrieron inscripciones para un máximo de 160 participantes. A todo el que le comenté que vendría a correr esta prueba me dijo que tenía muy buenas referencias de ella. Y les doy la razón. Así viví el V Triatlón Villa del Agua.

Tocó madrugón. A las 5:45 en pie para hacer casi dos horas de viaje. Lo bueno es que en situaciones así el cuerpo es inmune al sueño, aunque hayas dormido menos de cuatro horas. Un poco de fruta y tostada como primer desayuno y un segundo desayuno durante el camino un par de horas antes de la carrera. Llegamos a Marmolejo sobre las 8:15 y cumplimos con el ritual: recogida de dorsal y meter las cosas en la T2.

Desde Marmolejo nos fuimos directamente a embalse del Río Yeguas, a unos nueve kilómetros del pueblo y lugar de salida. Por el camino veo que el recorrido tiene más repechos de los que me esperaba: la carretera es de continuos toboganes con alguna que otra curva en la que habrá que jugársela un poco. Ya en el pantano ruedo un poco en bicicleta para coger sensaciones antes de colocar definitivamente la bici en la zona de boxes.

Poco a poco van llegando corredores a la zona de salida, unos en coche y otros en los autobuses que ha puesto la organización. 20 minutos antes de la salida me meto al agua a calentar un rato. ¡El pantano súper caliente! Se está mejor dentro que fuera del agua. Cuando todos han dado ya las primeras brazadas tras el calentamiento, nos llaman los árbitros para dar la salida.

Natación (750 metros)

Nos hicieron salir desde fuera. Me puse en primera línea y en cuanto arranca la carrera aprieto para ganar una buena posición en el agua. Después de las primeras brazadas y algún que otro manotazo, pongo un ritmo que mantendré hasta salir del pantano. Al principio tengo problemas con las gafas, me entra un poco de agua y me agobio por el estrés de la salida. Cuando van unos 200 metros echo un vistazo atrás para ver a cuántos tengo por detrás y veo que voy bien colocado, algo que me permite completar el segmento con más tranquilidad y confianza. Tras pasar la segunda boya, en la que algunos aprovechan para pasar por fuera y recortar, me enfilo hacia la salida del agua.

La salida del embalse es una cuesta bastante empinada de unos 20-30 metros en la que aprovecho para quitarme a un par de rivales que marchaban por delante. Al llegar a la bici voy con la vista un poco nublosa, pero sin problemas de mareos. Veo que las bicicletas de varios chavales de mi categoría (sub-23) ya no están. Gafas y gorro fuera. Casco, dorsal, zapatillas y a rodar.

Bicicleta (20 kilómetros)

En la bicicleta me encuentro cómodo, en los primeros metros me quito a varios que iban delante de mí y al llegar al primer repecho paso a otros dos que rodaban juntos. Sigo avanzando bastante bien e hidratándome continuamente. El camino es casi todo el rato ascendente. Cuando van unos cuatro kilómetros me cruzo con el primer corredor, que ya viene de vuelta (la ida eran unos seis kilómetros). Calculo que por delante de mí deben ir unos 30-40 corredores. Aprieto los dientes e intento cazar a un grupo que va por delante: parece que ruedan rápido. Los pillo y doy unos cuantos relevos. Hay un par de curvas peligrosas en las que arriesgo para no perder rueda y llego con ellos hasta el pueblo, donde me dejan un poco antes de llegar a la T2.

No lo había ensayado y, a pesar de no tener zapatillas de triatlón para la bici, consigo desabrochármelas en marcha y entrar descalzo a boxes. Hago el cambio muy rápido y adelanto al corredor que había entrado justo delante de mí: creo que es de mi categoría y tendré que controlarle. Veo que aún hay pocas bicicletas en la T2 y que, por tanto, voy a buen ritmo.

Carrera (5 kilómetros)

Echo a correr: un par escalones al principio y adelanto a varios rivales más. Sin embargo, el grupo que llevaba por delante se me va escapando poco a poco y, el corredor al que debía controlar también me pasa tras un kilómetro. Logro enlazar con una chica, Nieves Infante, que parece que lleva buen ritmo. Prácticamente hemos ido juntos todo el tramo de carrera hasta que tras el primer avituallamiento aprieto un poco para intentar dejarla.

Antes de llegar al avituallamiento me había cruzado con varios corredores de mi categoría y pienso que las posibilidades de subir al podio se escapan. Llevaba las piernas muy duras, quizás debería haber entrenado más la transición bici-carrera. Después de soltar a Infante giro y veo que no viene nadie más, así que pongo ritmo de crucero hasta meta. En el callejeo del pueblo había muchas sombras que hacían más agradable la carrera.

Al final cruzo el arco en una hora y trece minutos (posición 40 y quinto de mi categoría). Más o menos lo que me esperaba. Habrá margen de mejora en las próximas: el siguiente reto en distancia sprint será de bajar de la hora y diez minutos. Aunque para eso habrá que esperar, ya que las dos siguientes pruebas serán en distancia olímpica. Marmolejo nos ha recibido muy bien: todo el pueblo se ha volcado con el triatlón y la organización ha sido muy buena. Las referencias que me habían dado eran acertadas, así que espero volver algún día a competir por aquí.

*V Triatlón Villa de Agua. Victorias para Germán Rodríguez (Club Ego Run.in) y Belén Donoso (Club Triatlón Ondarreta Alcorcón).

pablo-osorio-triatlon-villa-del-agua-marmolejo

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deja un comentario

Sitio web optimizado por: SEO Valencia
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento