David Valero vence al barro y a la lluvia en Albolote (Clasificaciones)

No se equivocaba mucho el hombre del tiempo cuando dijo que el domingo llovería en Albolote. Ni tampoco cuando publicamos en la previa que el barro podría hacer estragos en la carrera. Se trataba de la primera prueba del Open de Andalucía de Rally, pero las condiciones eran similares a las que se podrían haber dado en cualquier prueba de ciclocross que copan el calendario ciclista durante la Navidad. David Valero, corredor del equipo Vicma Bike Team se llevó la victoria en la categoría élite.

David Valero vence en el GP Villa de Albolote

El élite David Valero vence en el GP Villa de Albolote

Había ganas de empezar a competir. Unos 400 corredores se citaron en los alrededores del Torreón de Albolote para disputar la primera prueba del open andaluz. El circuito era muy técnico y a la vez muy bonito. El recorrido, de unos 6,5 kilómetros, se vio afectado por una serie de cambios para garantizar la seguridad de los corredores. No todos los ciclistas dieron una vuelta de reconocimiento completa al circuito para conocer las dificultades a las que se iban a tener que enfrentar.

En la primera carrera tomaron la salida todas las categorías, masculinas y femeninas, salvo los élite y los sub23. Los primeros metros sirvieron para estirar un poco al grupo y evitar que en la primera subida hubiera demasiada acumulación de corredores. Esta primera ascensión dejó claro que iba a ser un día duro. La primera dificultad era una subida técnica y difícil por la presencia de la lluvia y de barro. Todos los ciclistas tuvieron que echar pie a tierra durante los aproximadamente 400 metros que tenía la vereda.

El máster 30 José Daniel Borrego del equipo Asodena era el que encabezaba al grupo en esta primera ascensión. En los kilómetros posteriores y ya en tramos de bajada se produjeron las primeras caídas y los primeros abandonos. Tras el primer paso por meta de las tres vueltas que debían darse fue Manuel Rafael Lozano del equipo Dr. Bike de Granada el que asumió el liderato. Y ya no abandonaría esa primera posición en toda la carrera. En la segunda y tercera vuelta subió rápido y bajó mejor que nadie para meter tiempo a sus perseguidores. Al llegar a meta la diferencia de Lozano era de un minuto sobre el segundo, Sergio Cano del equipo bicicletas MAM y de casi tres minutos con el tercero, Jorge Rodríguez del conjunto Triatomix Mbikes Granada.

Manuel Rafael Lozano, ganador en Máster 30 en Albolote

Manuel Rafael Lozano, ganador en Máster 30 en Albolote

La lluvia no dio tregua en toda la jornada. Desde unos minutos antes de que se diera la salida hasta la entrega de premios no paró de llover. Es por ello que la segunda carrera, en la que salieron los élite y los sub23, sufrió nuevos cambios en el recorrido. Se suprimió una de las bajadas porque el suelo, tras la carrera anterior, estaba impracticable. El barro era tan resbaladizo que en más de una ocasión los corredores no podían frenar la bicicleta por completo y tenían que echar el pie a tierra o, peor todavía, caían al suelo.

Esta segunda carrera estuvo competida y emocionante. El terreno seguía empeorando y las distancias entre los corredores no eran demasiado grandes, por lo que cualquier fallo o caída provocaba la pérdida de varios puestos en la clasificación. David Valero se llevó la victoria en la categoría élite. El corredor del equipo Vicma venía de ser segundo en la primera prueba del Open de España, disputada en Navarra, y demostró su buen estado de forma.

Los principales clasificados en la categoría élite se vieron afectados por el mal estado del terreno: el corredor alboloteño Juan José Chincilla perdió tiempo por una caída, lo que provocó que sus perseguidores se acercaran a él y lo adelantaran; Carlos Jiménez y José Miguel Suárez también probaron el barro cuando rodaban en las posiciones cabeceras. El segundo clasificado en esta carrera fue el corredor sub23 Víctor Fernández del equipo Sport Bike; tercero fue el élite ‘Fito’ (Adolfo García) y, en cuarta posición entró, ovacionado por su público, Juan José Chinchilla.

La primera prueba del Open de Andalucía no defraudó. Un escenario espectacular en el que la lluvia manchó de barro las bicicletas y los maillots de los valientes que se atrevieron a correr. Los servicios de emergencias se vieron, en palabras de uno de los auxiliares, “desbordados por la situación”. Dos corredores fueron trasladados al hospital y un miembro de la protección civil se lastimó cuando intentaba socorrer a uno de los heridos. Definitivamente, los ciclistas son de otra pasta.


Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deja un comentario